Wednesday, August 15, 2007

Tedios y formas de escaparlo

Mucho se ha reportado en los medios las "brillantes" declaraciones del gobernador de Jalisco sobre su visión de lo que debería consituir la política pública del estado en materia de prevención del SIDA. Mucho se le ha respondido. Por ello, reproduzco sólo unos extractos de la respuesta de Luis González de Alba para después invitarlos a pensar un poquito out of the box sobre cambios en el comportamiento sexual, para el caso de África (después de todo, es el que más atención y fondos ha recibido).

De la cabeza de González de Alba:

Hay estupidez que produce tedio: tener que explicar que las enfermedades no las producen brujas ni hechiceros, que no hay marcianos secuestrando humanos para violarlos o que el sida no lo causa la promiscuidad, sino un virus, y que la receta de “abstinencia sexual” ha fracasado en el mundo entero debido a que los santos son santos precisamente por excepcionales.

Emilio González Márquez, gobernador de Jalisco, sostiene que: “El sida se da por la promiscuidad, no se da por no usar condones”, y se queda muy ufano. “Si una persona le es fiel a su pareja no tiene riesgo de sida”. Quizá, si ambos lo son. Y si cumple sus votos de castidad tampoco tiene riesgo. Pero el hecho es que, en el mundo real, la infidelidad existe y la abstinencia sexual es inalcanzable para la enorme mayoría de los jóvenes.

{...}

En un simpático librito titulado Why is sex fun? (¿Por qué el sexo es divertido?), el autor de Colapso y de Armas, Gérmenes y Acero, Jared Diamond, ofrece una síntesis de cómo evolucionó la sexualidad humana. Sostiene este ganador del premio Pulitzer: “El sexo recreativo y la menopausia fueron tan importantes para que los humanos desarrolláramos el fuego, el lenguaje, el arte y la escritura como lo fue la postura erguida y el cerebro grande.” Explicar esto no lo haré aquí porque a Diamond le lleva unas 140 páginas medianas, no muchas, de letra cómoda que, estoy seguro, hasta el gobernador de Jalisco puede leer sin grandes dificultades.

{...}

Una persona infectada con VIH, el virus causante del sida, que emplea condones en todas y cada una de sus relaciones sexuales, no infecta a nadie más. Por muy promiscua que sea, el condón detiene al agente causal, el virus. Pero los programas de Ricardo Rocha convencieron a mucha gente, aun a gobernadores, de que el problema no es el virus (se llegó a decir que ni siquiera existe, cuando se le ha estudiado molécula a molécula), sino la mala vida de los homosexuales que se dan al sexo promiscuo. Y ya vemos los resultados: la idea le pareció brillante a simples del nivel de este gobernador.


Para pensar en un esquema alternativo, si tienen 15 min, los invito a que vean la charla de Emily Oster en los seminarios de TED.




:)

3 comments:

Honorio Ivan said...

Ese tipo de personas como diria Monsivais 'se quedaron en el siglo pasado', gracias a ese pensamiento existió la inquisición y muchos males mas, y en realidad lo que deberian de hacer nuestros psudogobernantes es afrontar la realidad y dar una guia sexual, y y los padres educarnos para poder educar a nuestros hijos,

-júbilo-haku- said...

a final de cuentas.. si la promiscuidad o no es causa del sida... viene despues de la responsabildiad de servidor publico que tiene...

es decir.. te callas tu mroalidad, pro que eres gobernador de todos.. (de lospromiscuos y los fieles, de los negros y los blancos, de los catolicos y los ateos) aunque estes seguro de tener razon

Aranzazu said...

Honorio: Sobre este tema, hoy escuchaba precisamente en la radio que el dirigente de la Asociacion Nacional de Padres de Familia, en nombre de su organizacion, se oponia a la distribucion del libro de texto gratuito de biologia, porque la seccion de reproduccion sexual "incitaba" a los jovenes a tener "relaciones sexuales pre-matrimoniales" por lo que, en su opinion, era lo mismo que decirles que darles "permiso" para que se "acostaran" (todas las palabras entrecomilladas son citas)... asi que me quede pensando... que no es solo un problema de nuestros insignes gobernantes sino de la forma en que como sociedad, tocamos el tema de la sexualidad y del da~no que se le hace a las generaciones futuras al ocultarles informacion.

jubilo: muy cierto, mucha de nuestra clase politica se distingue precisamente por esa falta de respeto a la investidura, donde se confunde tu opinion con la de tus representados, y tu puesto con la capacidad y la autoridad para convertir tus opiniones en criterios de comparacion.