Sunday, October 12, 2008

regrouping

Después de un largo vuelo, no hay nada como una buena siesta en tu cama (sí, esa que se extraña siempre, no importa lo cómodo que resulten sus substitutos). Después de la siesta, un buen almuerzo y la lavandería. Y para alegrar la sesión de "reinicio" personal, nada como la compañía de Willie. Les dejo mi favorita absoluta, después de todo, ¿cómo resistirse a esa trompeta, no?



[papararara papapa pararara pararara pam! pam!]

soñando - contigo - queriendo - que se cumpla nuestro idilio