Sunday, August 06, 2006

En retrospectiva

Ante la inminente partida, la ciudad se mira con distintos ojos. Hay una parte de mi que se emociona con el regreso mientras que otra se parte en pedacitos al reconocer que dejo lo que considero ya mi casa. Es curioso, pero entre tanto movimiento -pasantias de verano, viajes, visitas a MX-, Chicago siempre fue "mi casa". Sin pensarlo dos veces respondia: "My flight just landed. I'll be home in no time" o si estaba fuera de EE.UU. no era raro expresar un "I'm dying to get home now!" sobre todo si habia varias conexiones de por medio.


Silenciosamente, Chicago se convirtio en mi hogar de facto y emocional. Y asi silenciosamente, Chicago se me sale del corazon, se me escurre por una ranurita que se abrio cuando todo termino por confirmar que lo que procedia ahora era el regreso. Yo, que me doy cuenta de ese huequito malicioso intento desesperadamente rellenarlo de memorias de todo lo que no hice en los ultimos anhos: recorrer vecindarios en los que nunca estuve, buscar esos cafecitos de barrio escondidos entre callecitas a las que nunca puse atencion, comer lunch en Millenium Park con musica gratuita de fondo, peliculas en el Facets, el Landmark y el Music Box...


Es como si el romance hubiera terminado. Chicago y yo nos decimos adios y en ese desespero por dar un buen cierre, Chicago se presenta espectacular -maldita, como diciendo "mira lo que dejas... la que pierdes eres tu". O sera que asi la veo yo, toda ansiosa por tener ahora lo que ya no puedo? No me queda muy claro pero creo que hay un poco de verdad en ambas cosas. Asi, preveo que como en toda relacion que termina, la evaluacion vendra despues, a la distancia, con la cabeza y el corazon frios. Ahora, estoy "recabando" informacion para tal diagnostico.

Dame Chicago, tu dame. Yo, recibo.

2 comments:

La Rojas said...

Aprovecha estos ultimos dias de esta espectacular ciudad que nos acogio.....

ara said...

Eso me ha atrapado de tu blog desde que lo leĆ­ por primer vez, esa experiencia de vida que da el vivir en el extranjero. Pero seguramente al regreso te esperan cosas emocionantes y felices reencuentros :)

Saludos!