Tuesday, October 30, 2007

frío y alegre

Muchos lo saben y los que no, seguramente no les importa: I'm not a morning person y detesto los climas calurosos. Sin embargo, mi tiempo llegó: hace friyito en la ciudad (mientras lee esa línea, imagíneme -aunque no me conozca- con una sonrisa de oreja a oreja).

Mientras me acostumbro al cambio de horario (léase, a salir de casa antes de las 7 AM con un cielo rebozante de luz), esa brisita gélida que tenemos ahora me tiene verdaderamente en las nubes, me pone de buen humor, me hace sonreir.

Así, comienzan los breves instantes de alegrías matutinas: salir de casa, sentir el frío en la punta de la nariz, respirarlo, que entre por tu cuerpo y te despierte de golpe. Estas mañanas frías de cielos despejados y soleados me resultan simplemente maravillosas. Añádale usted, mi ritual musical de conectar el iPod en el auto y recibir la sorpresa de que la primera canción que sale en la lista aleatoria de reproducción es una favorita. No, no, no, receta absoluta e infalible para el buen humor, que se me sale un "hoy es un buen día, ¡cómo ching&%%$os no!"

¿A qué viene todo esto al caso? A que hoy recordé que mis éxtasis matutinos de otoño-invierno me regalan anécdotas de todo tipo. Hoy, enfundada en sonrisa y movimiento de cadera (limitado por el asiento del conductor), al ritmo de "El negro José" procedí a responder alegremente al "levante" vial (entiéndase coqueteo, flirting de coche a coche). Arrroozzzzzzzz...

¡Hace frío en la ciudad!

:D

7 comments:

Mario said...

ja ja ja...cuanto optimismo!!! nada como un buen coqueteo matutino pa levantarle el animos a uno...

-júbilo-haku- said...

tambien disfruto del frio.. y lo mejor? me puedo ir en bici y no llego super sudando!

ego2005 said...

vaya Aranza que de veras te gusta el frío... y con ese espíritu tan cálido (si escribo caliente se entendería otra cosa) es perfectamente entendible. Yo prefiero los climas templados, mi problema con el frío es el síndrome de depresión invernal que me pega duro (tampoco se entienda otra cosa). Es tan marcado en mí que puedo percibir los cambios de inclinación del sol.

Aranzazu said...

mario: jejeje en efecto, el ánimo ya estaba en las nubes, imagínate después de eso! lo interesante es que los días fríos de buen humor me pasan cosas curiosas, desde encontrarme dinero (una vez fue de 50 USD) hasta que me regalen/disparen cosas :P

júbilo: "llego" al centro educativo? se va en bici? wow...

ego: sip, me gusta de verdad. Y gracias por no decir lo de "caliente" jajaja que este blog es PG13 (en general). Ahora bien, la depresión invernal pega, en efecto, eso de que los días se me acabaran (de luz) a las 5 pm me daba duro... pero creo que terminé acostumbrandome. ¿Le puedo "recetar" un chocolatín amargo para su padecimiento?

Mario said...

A mi no me late mucho el calor, no me gusta sudar, es uno de los pretextos que tengo para hacer poco-nada ejercicio, ademas vivi en Mexicali y ahi vaya que hace calor... Sobre el frio en realidad no lo se, el frio de aqui es nada y nunca he pasado una temporada larga en un lugar en que neve o que este completamente oscuro a las 6PM, supongo que eso si me pegaria...

Lino Evgueni said...

Yo nunca hice eso del coqueteo de coche a coche. Creo que me perdí de una etapa clave de la vida de todo ser humano. Pero era difícil hacero desde un Chevy.

Y ahora es demasiado tarde (y además ni coche tengo).

Aranzazu said...

Mario: en efecto, el síndrome invernal viene principalmente por esa razón (no hay luz), añádele que nos pega más a los tropicales latinoamericanos que nos da por irnos a climas gélidos...

Lino: vamos! que todavía puedes! es co-que-te-o, anímese en su chevicito o de plano, en su flamante híbrido. Eso sí, co-que-te-o, nada más! sheezzz.... :P