Wednesday, December 27, 2006

Limonadas y cierre de año

Reza un clásico de la cumbia “si del cielo te caen limones aprende a hacer limonada”. Y así me siento en el retorno a la patria: en una continua búsqueda de mi limonada.

Los que estuvieron cerca de mí conocen las razones por las que regresé. Sin embargo, sigo en ese “shock” cultural del migrante retornado. Una parte de mí sabía que tenía que regresar mientras que la otra deseaba seguir ese plan de vida fuera de México. Y así, entre el saber y el anhelo, sigo buscando las razones detrás del regreso. Infinidad de veces me han y me he dicho “por algo regresaste”… pero todavía no encuentro el o los “porque”.

Me gusta pensar que es pronto para saberlo, pero por dentro, la sed de certidumbre persiste.

2006 se acabó y con él, se llevó mis lágrimas de felicidad y tristeza absolutas. A pesar de todo, de lo perdido y lo ganado, el balance es positivo. La vida siempre gana. Más aún, lo que siempre vislumbré como una vereda de un solo sentido se convirtió en un camino con varias vías. Sé que necesito elegir, pero aún no se para dónde... Sólo espero que 2007 me traiga menos tristezas y al menos la misma alegría que 2006 me trajo.

Así es como cierro el año: con esperanza y expectativa.

1 comment:

Carolina Rojas said...

en mi familia paterna existe el mal de querer siempre estar donde uno no está, mal del cual creo que no me salvé... tu no sabes por que volvieste a tu patria, mientras yo constantemente sueño con la mia... por eso este 2007 me propongo, como bien tu dices, a hacer limonada donde esten lo limones... por ahora aca... el futuro nos ira diciendo cuales son los proximos pasos!!

Un feliz 2007 para ti y no te preocupes que dentro de poco tendras no una limonada, sino una fabrica de jugos tropicales!!